Mostrando entradas con la etiqueta Opinión. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Opinión. Mostrar todas las entradas

jueves, 6 de junio de 2024

La parte oculta de don Nicolás de la otra Parte / Vizconde de la Vera Cruz

 


Candidato súbito don Nicolás por aceptación tácita del Nini de San Esteban (ahora en manos de unos cuatreros del lunpem mediático madrileño con el señuelo de una nécora) tras imposición exprés y sin rechistar de Génova 13. 
 
Como si no tuviésemos ya bastante con aquel impostor académico del lanzamiento de hueso de aceituna, Cieza nos sorprende ahora con otro paisano de corte y porte bien distinto pero intrínsecamente sospechoso por su biografía de ser un trolero del globalismo masónico más grosero, por otanista y belicista de ocasión de lo que no se exhibe pero tampoco se puede ocultar.

Este candidato trata de imbéciles por igual a todos los murcianos con su aparente buenísmo electoral y viene a epatarnos, con su carrera diplomática en destinos selectos, a gentes con currículos más brillantes y formación en mejores universidades que la suya de referencia. 

No crea don Nicolás que impresiona fácilmente a un sector de la Región que le da sopas con onda en cuestiones de pensamiento y acción con postgrados de escalofrío. Algunos, residentes en colegio mayor granero de altos funcionarios y casi pared con pared con la Escuela Diplomática ya desde antes de ingresar usted.

Una de las primeras cosas que aprendí en mi paso por la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Complutense es que sin poder social previo no se puede tener poder político. Pues bien, a don Nicolás no se le conocía de nada por parte de la sociedad regional hasta que aparece de repente integrando una candidatura electoral a los comicios del domingo al Parlamento Europeo, diciendo que para representar a su tierra y defender lo que haya que defender. Lo cierto es que para los periodistas de Murcia había sido hasta ahora un ilustre desconocido.

Pienso yo que a alguna disciplina extraña obedecerá antes que a los intereses generales de los murcianos cuando con nocturnidad aparece como candidato por la Región de Murcia para sustituir a quien antes logró escaño en Bruselas-Estrasburgo por el PP, caso de la catedrática Cristina Gutiérrez-Cortines  y del ex presidente de la Comunidad Autónoma, Ramón Luis Valcárcel, sin que nadie del PP de aquí le haya escogido ni siquiera votado. Ni tampoco saber bien de quien se trata pese a las credenciales virtuales que exhibe de murciano de la diáspora.

El Clúster de la Industria de la Defensa organiza la conferencia de Nicolás Pascual de la Parte "Guerra híbrida y ciberguerra: El ejemplo de Ucrania". Mayo 2023, veo en Internet para no intuir, por muy torpe que se sea, quienes son sus mejores amigos. Y la cita es de hace un año nada más.

Lo que hay que preguntarle públicamente y con urgencia a este ciezano que rebaja un poco al matizar que pasó su infancia en Cartagena, es si quiere una guerra de Europa con Rusia para que la juventud murciana se desangre en los campos de Ucrania. Que lo sepan antes del domingo los padres de esos probables mártires sacrificados en aras de los intereses de la industria armamentística tan bien conectada con un no tan inocuo don Nicolás, que posa con los pescadores de Águilas aparentando que será su defensor en Bruselas.

Pero para qué se quiere sentar don Nicolás y otros en el hemiciclo, precisamente ahora, me pregunto con todo el recelo posible. ¿Para legitimar, tras animar, una guerra ofensiva en suelo europeo contra Rusia?  No tengo duda porque la biografía de este Pascual de la Parte es de por si reveladora de unas intenciones, que nos oculta, y que no pueden ser otras por más que intento encontrar argumentos en contra.

Porque don Nicolás ha sido, y eso imprime carácter, embajador Representante Permanente de España en el Consejo de la OTAN, el sancta sanctorum del gabinete de guerra, que la declara sin pedir permiso a los parlamentos de los respectivos países miembro por una presunta premura y el simple supuesto criterio técnico de gente como don Nicolás Pascual aunque posteriormente venga por fuerza la ratificación de lo ya decidido.

Ensangrentar los campos de batalla del viejo continente es lo que se busca de tapadillo trufando con afines como don Nicolás los escaños del Parlamento Europeo y buscando en su momento suficientes votos de refrendo de una muy peligrosa guerra en Europa por el arsenal superior y más avanzado que Rusia posee sobre los arsenales de la OTAN. 

Londres y París serían destruidas en pocos minutos y no quiero pensar qué futuro les espera a los pequeños países, recientemente advertidos por el propio Putin del enorme riesgo de jugar a la guerra.

Si todo lo que aquí se dice no fuese cierto, emplazo a don Nicolás Pascual de la Parte a una más que urgente carga de la prueba para que en 24 horas nos convenza de que no trabaja para fuerzas ocultas y sí, en cambio, que quiere nuestro voto para ser adalid de los puros intereses de España y, por ende, de la Región de Murcia. 

Y que está por soluciones diplomáticas imaginativas, aunque complejas, antes de que un artefacto nuclear ruso o bomba sucia caiga sobre nuestra base aeronaval de San Javier-Cartagena y acabe de golpe con la vida de un millón y medio de murcianos. 

Así que es ocasión para no actuar con frivolidad ni dar crédito a posiciones belicistas a pagar con sangre inocente de los chicos y chicas españolas. 

Le espero, don Nicolás, si es que me equivoco, a que me convenza de que es usted un mirlo blanco para su tierra. Si se calla, es que otorga.

domingo, 26 de mayo de 2024

Qué podemos hacer para salvar el Mar Menor / Luis Fernando del Rivero Asensio *

Son muchas y frecuentes las opiniones que se vierten por diferentes colectivos sobre la situación del Mar Menor, cuáles son sus causas y la posible solución a las mismas para poder disfrutar de esta joya, que aporta beneficios en el sector turístico sin que se vean afectados sectores de gran importancia económica, como la industria agroalimentaria y la pesca en el entorno de dicho mar.

En una breve descripción de sus características, el Mar Menor es una de las masas de agua que se presentan en el Mediterráneo separadas del mar por una barrera arenosa y conectadas al Mediterráneo por unos canales que permiten la salida del agua de estas masas al Mediterráneo o la entrada del Mediterráneo a las masas salobres, en el caso del Mar Menor y de la Mar Chica, saladas.

En concreto, el Mar Menor tiene una superficie de 135 km2, es decir, 13.500 ha., con una profundidad media de 4,5 m. y una salinidad en torno a los 40 gramos por litro de sales, básicamente cloruro sódico.

La evaporación potencial en la zona equivale a 1.700 mm. de altura de agua por m2 de superficie y la pluviometría a 300 mm/m2, lo cual nos da una evaporación de aproximadamente 190 hm3/año que deben ser aportados por el Mediterráneo. Igualmente, tiene una cuenca vertiente de 110.000 ha. concentradas en una serie de ramblas (la más importante la del Albujón) que aportan entre todas ellas una media de 30 hm3/año de aguas de avenidas con sólidos en suspensión de un 5%, sin que estas aportaciones tengan salidas al Mediterráneo, al estar interferidas por la presencia de la barra arenosa de La Manga.

Aparte de estos flujos naturales, a partir de 1930, pero de una forma más acelerada a partir de los años 60 del pasado siglo, ha ido recibiendo aportes de aguas procedentes de la acción humana, tanto residuales como de las procedentes de la lixiviación de 50.000 ha. de regadíos de alto interés nacional, que se estiman en un total de 8,5 hm3/año, 4 hm3 concentrados en la rambla del Albujón y el resto en una penetración difusa del acuífero del Cuaternario al Mar Menor. 

Por otra parte, a pesar de la reutilización para agua de riego de los efluentes de las estaciones de depuración de aguas residuales de todos los municipios costeros, y no costeros pero incluidos en la zona vertiente al Mar Menor, se producen un total de 1,5 hm3 anuales de vertidos directos al mar

Si recorremos todas las masas de agua anteriormente citadas en el Mediterráneo, nos encontramos, aparte del Mar Menor, la Albufera de Valencia, los Etang de la costa francesa procedentes de los ríos (principalmente el Ródano), igualmente, en Italia nos encontramos con las albuferas de Orbetello y la más importante del Mediterráneo, la Laguna de Venecia, como más adelante tendremos las masas de agua de la desembocadura del Danubio, ya en África las del Nilo, y marchando hacia el oeste en Marruecos, la Mar Chica, hoy Mar de Nador, siendo ésta la única, como el Mar Menor, cuya alimentación no es de ningún río importante, sino del propio Mar Mediterráneo y de las ramblas de sus respectivas cuencas vertientes con volúmenes muy inferiores a los aportados por el Mediterráneo, para compensar en ambos casos las fuertes evaporaciones de las albuferas saladas, necesitan unas conexiones importantes albufera salada–Mar Mediterráneo. 

Según la descripción que hemos hecho anteriormente, el Mar Menor cuenta con dos enemigos, uno es la naturaleza y el otro el hombre, y cada uno ejerce dos acciones que pueden ser perniciosas para la vida del mismo si no se ejecutan una serie de acciones que desarrollaremos a continuación. 

Como hemos visto, las ramblas vertientes al Mar Menor, todas ellas con caudales totalmente discontinuos y como consecuencia de las escasas pero concentradas lluvias en la cuenca vertiente, necesitan buscar una salida al Mediterráneo, pues si no, los aproximadamente 1,5 hm3 de lodos aportados anualmente por las ramblas terminarán colmatando la capacidad actual de 600 hm3 del Mar Menor en un periodo de aproximadamente 400 años. Para demostrar esto, incluimos la figura nº 1, en la que, en comparación con la figura nº 2, se aprecian los efectos de aportes de lodos en las avenidas producidas en un día de fuertes lluvias.

Igualmente, se pueden analizar los planos de 1817 en la figura nº 3, en la cual se observan los cambios de superficie con la actualidad, siendo de destacar que las torres de vigía del Rame y del Negro hoy se encuentran a 700 m. y 1.000 m. de la orilla, cuando fueron construidas en 1580 en tiempos de Felipe II y por Jerónimo de Ayanz a la orilla del Mar Menor.  

Por consiguiente, para combatir el aterramiento que las ramblas producirán en el Mar Menor, es necesario sacar éstas al Mediterráneo, como hizo la Confederación Hidrográfica del Segura con la Rambla del Hondón, que vertía al puerto de Cartagena aterrando el puerto pesquero. Esta actuación obviamente no es urgente, pero sí importante, y se deben aprovechar momentos de existencia de fondos europeos para defensa de las joyas ambientales. 

Así mismo, la naturaleza ataca al Mar Menor con los arrastres de arenas desde la desembocadura del Segura, atenuados en su intensidad por las construcciones de las presas del Segura en los últimos 100 años, pero que tienden a cerrar las conexiones o golas entre el Mar Menor y el Mar Mediterráneo. 

Esta actuación consistiría en dragados anuales de poco importe que mantuvieran las secciones de las golas en el estado que tenían en 1960. Para ello, vemos en la figura nº 4 unos planos de 1817, y en las figuras nº 5, 6 y 7 cómo en 200 años han disminuido en número, anchura y calado. 

Veamos ahora la acción del hombre sobre el Mar Menor. La primera se debe al incremento de la población instalada en sus costas, así como en los pueblos interiores pero en la cuenca vertiente al Mar Menor, que hoy día alcanzan una población estable de 80.000 habitantes en invierno y hasta 500.000 en los meses de julio y agosto. 

Inicialmente, los pueblos y pedanías costeros estaban dotados de pozos negros y fueron pasando a tener paulatinamente redes de saneamiento unitarias con tuberías de hormigón en masa, generalmente de 300 mm. de diámetro y con juntas de mortero, y las estaciones depuradoras estaban calculadas para la población estable. Se fueron mejorando, pero no era posible ante cualquier lluvia, por pequeña que fuera, que llegaran a las estaciones depuradoras de Torre Pacheco, San Pedro del Pinatar, San Javier, Los Alcázares, etc., cantidades muy superiores al caudal de diseño de las depuradoras, y se produjeran vertidos a las ramblas, que finalmente terminaban en el Mar Menor, a pesar de que el 100% de los caudales de diseño de las depuradoras estaban utilizados para riego, pero no así los excedentes sobre dicho caudal de diseño. 

Estos vertidos eran ricos en nitritos, fosfatos e incluso colis, y recordando las enseñanzas del profesor Margalef, los fosfatos se depositan en el suelo del mar y tienen una importante pervivencia que, unidos a otros nutrientes, pueden producir gran desarrollo en las algas y en el plancton del Mar Menor, fenómenos de eutrofización. A todo esto, se añadía la subida del nivel freático, que junto a la mala calidad de la red de saneamiento, aumentaba los caudales que teóricamente debían recibir las EDAR, con lo que se incrementaban los vertidos de los aliviaderos de las mismas a las ramblas tributarias del Mar Menor. 

Por todo esto, es necesario acometer una acción enérgica sobre los alcantarillados de todos los núcleos de población en las zonas limítrofes el Mar Menor, dotándolas de saneamiento separativo, es decir, que las aguas negras vayan a una tubería y las pluviales a otra paralela, ambas de alta calidad, totalmente impermeables, que adapten los caudales de diseño de las depuradoras al agua realmente recibida y, por consiguiente, no se produzcan vertidos a las ramblas de aguas residuales y éstas sean totalmente aprovechadas tras haber sido depuradas con tratamiento terciario en el riego de la zona dominada por la Comunidad de Regantes del Campo de Cartagena. 

De esta manera sólo irían al Mar Menor las aguas de lluvia, exentas de todo tipo de nutrientes. Esta es una inversión que debe ser realizada por los ayuntamientos, cobrando a los vecinos por contribuciones especiales y con las subvenciones que se puedan obtener de Europa, por la mejora que se produciría en el medio ambiente. 

Como segunda acción del hombre sobre el Mar Menor tenemos, como consecuencia de los riegos agrícolas, la penetración puntual en la rambla del Albujón y difusa a lo largo de toda la costa, estimadas ambas en un estudio de TRAGSA en 4,5 hm3/año para la penetración puntual y 4 hm3 para la difusa a lo largo de toda la costa, de aguas ricas en nitratos. 

Para todo esto, hagamos una breve historia

Hasta 1960 se regaban unas 500 ha. en la zona vertiente al Mar Menor con extracciones de agua superficiales con alta salinidad, pero que dieron lugar a una inicial escuela de riego en la zona. 

A partir de 1962 comenzó un desarrollo creciente del regadío por aprovechamiento de aguas subterráneas con pozos entre 100 y 150 m. de profundidad, con aguas de alto contenido en cloruros y sulfatos, de una conductividad del orden de 6.000 microsiemens no aptas para un riego continuo pero sí para un riego rotatorio que cada seis años repitiera el terreno y los cultivos fueran aptos a salinidades importantes, tales como el melón, el tomate, la alfalfa, el pimiento de bola, etc., llegando a tener 5.000 ha. rotatorias en riego. 

En 1976 comenzaron las obras de los regadíos de alto interés nacional de la concesión del trasvase Tajo-Segura, con una dotación de 122 hm3 a las zonas oriental y occidental del Campo de Cartagena. Dichas obras, proyectadas en un plan conjunto por el IRYDA y la Confederación Hidrográfica del Segura, contemplaban una red de tuberías a presión para riego, una red de caminos asfaltados al servicio del campo paralelos a dichas tuberías y una red de drenajes, imprescindibles en toda zona regable para conducir las aguas de lixiviación a una red de desagües que impidiesen la subida del nivel freático, evitando la asfixia radicular de las plantas, así como el lavado de sales procedentes de la fertilización de los riegos. 

Las obras tuvieron grandes dificultades en su ejecución, puesto que los propietarios de pozos veían en peligro su negocio, y movilizaron al campo de manera que, tras largas negociaciones, sólo se pudieron ejecutar las obras de la red de tuberías de riego y de caminos, dejándose suspendidas las redes de drenaje. 

En julio de 1979, con la llegada de las aguas del trasvase al Campo de Cartagena, comenzó el regadío en los 15 primeros sectores, que debido a la escuela de formación que habían supuesto los pozos existentes, fue un éxito fulminante. Esto permitió que tras haber finalizado las obras totales de 38.000 ha. en 1992, la Confederación Hidrográfica del Segura se plantease acometer las inacabadas obras de drenajes mediante el proyecto Desagües  que completan la red de la zona regable del Campo de Cartagena. Clave: 07.278.073/212 Modificado 2. 

Dichas obras se comenzaron en 1996. En ellas, la red de drenaje a cielo abierto era sustituida por tuberías perforadas rodeadas de material filtrante y en zanjas posteriormente cubiertas, de forma que era el equivalente al moderno drenaje de un campo de fútbol. Dicha red de drenajes vertía a la red de desagües en las ramblas naturales, que a la vez finalizaban en las que vertían al Mar Menor, siendo la más importante de ellas la rambla del Albujón. 

Durante la ejecución de dicho proyecto, ya sin ninguna oposición por ningún tipo de agricultor, se produjeron épocas de sequía con menor volumen de aportación del trasvase, lo que llevó a los regantes, previa solicitud a la Confederación Hidrográfica del Segura, a que sus pozos legalmente inscritos en el Registro o en el Catálogo de Aguas de la Confederación pudieran ser desalobrizados vertiendo el efluente rico en sulfatos y cloruros a la red de drenaje construido, y que finalizaba en vertidos a las ramblas, básicamente al Albujón, donde eran recogidas junto con el drenaje natural de la red construida con aguas ricas en nitratos, y ambos tipos de agua eran bombeados en una estación de bombeo del Albujón hasta una desalobrizadora situada en El Mojón (límite de provincias entre Alicante y Murcia), cuyas aguas producto eran elevadas al canal de riego del Campo de Cartagena para ser reutilizadas, y el agua rechazo, es decir, la salmuera, se conectaba al emisario de la desaladora de agua de mar de San Pedro del Pinatar, propiedad de la Mancomunidad de Canales del Taibilla. Al mismo tiempo, estas desalobrizadoras bajaban el nivel del acuífero del Cuaternario,  disminuyendo la penetración difusa de los nitratos contenidos en éste en el  Mar Menor.

Esta situación se mantuvo estable durante unos años, y fue tan exitosa que en el año 2006 la Confederación Hidrográfica del Segura, junto con Acuamed, proyectaron una ampliación de la red de drenajes y de las impulsiones del Albujón y de la desalobrizadora del Mojón. 

Dichas obras licitadas, por problemas con el adjudicatario, tardaron en comenzar, dando lugar a que las desaladoras encomendadas a Acuamed como sustitución de la derogación del trasvase del Ebro en 2004, fueran terminadas en 2009, y ante la falta de venta de las aguas producidas por dichas desaladoras, Acuamed gestionara, con propietarios de grandes fincas fuera de la zona regable, contratos de suministro de agua desalada por el Estado, que más adelante darían lugar a los llamados regadíos ilegales, pues aunque tenían contrato de suministro con Acuamed, no gozaban de la concesión de aguas públicas que debía adjudicar el Ministerio. 

En tiempo anterior, la Comunidad de Regantes del Campo de Cartagena concentró todas sus concesiones, aparte de las del trasvase Tajo-Segura, y se puso en regadío antes del año 2000 la llamada Cota 120 con 12.000 ha. de regadío con concesiones inscritas en la Confederación Hidrográfica del Segura. 

Con posterioridad, a partir del año 2016, comenzó un movimiento de alarma tras analizar las aguas de la red de drenaje procedentes de efluentes de las desalobrizadoras y las del drenaje natural a la rambla del Albujón. Se analizaron aguas con contenidos de nitratos, al haber caído en desuso la estación de bombeo del Albujón y la desalobrizadora del Mojón. 

Esto dio lugar a una serie de acciones que llevaron a la Confederación Hidrográfica del Segura en el año 2017 a levantar 76 km. de red de drenajes construidos por ella 20 años antes y que ahora eran llamados salmueroductos, produciendo una subida del nivel del acuífero que podía incrementar la entrada de nitratos en el Mar Menor. 

Posteriormente, en 2019 y 2021, se produjeron episodios de anoxia, que dieron lugar a la muerte de peces en lugares localizados, si bien la pesca en el Mar Menor mejoraba de año en año, tanto en la cantidad de capturas como en el tamaño de los peces capturados

Después de esta descripción de los hechos y las causas, es claro que la solución es evitar la entrada de aguas del acuífero situado a cota superior del Mar Menor en el mismo, a base de baterías de pozos o bien zanjas perimetrales de drenaje que condujeran el agua a estaciones de bombeo hasta la desalobrizadora del Mojón con las dimensiones del proyecto del 2006, evitando así cualquier penetración de nutrientes procedentes de la agricultura. 

Tanto la Administración regional como la nacional habían llegado al acuerdo del llamado Plan Vertido Cero, que incluso podía ser mejorado con el Plan Salmuera Cero, al instalar una segunda fase de desalobrización en las desalobrizadoras existentes. 

Actualmente estas actuaciones no se están llevando a cabo, siendo sustituidas por un mayor control de los abonos por parte de los agricultores, cosa que de cualquier manera es necesaria para ajustar tanto la cantidad de agua de riego como el abonado por cuestiones de eficiencia económica de las explotaciones. 

Conclusión

Se trata de conciliar la actividad turística, agrícola y pesquera de forma que sean compatibles y protegiendo el Mar Menor de los efectos de la naturaleza y el hombre, buscando no analizar sus efectos, sino evitar sus causas. 

Respecto al vertido de las ramblas tributarias, desvío de las mismas al Mediterráneo para evitar el aterramiento, dados los sólidos en suspensión que aportan y que indefectiblemente se posarán en el fondo del Mar Menor. 

Respecto al cierre de las golas, mantenimiento de su dimensión en 1960, recordando que la dinámica litoral en el breve periodo de 20 años aterró la Bahía de Portmán por los vertidos del lavadero Roberto de la empresa Peñarroya. 

Respecto a los asentamientos urbanos, renovación total del saneamiento con tuberías de calidad y juntas totalmente estancas en régimen separativo de aguas pluviales y negras, así como depuración terciaria en todos los núcleos, utilizando las aguas depuradas en riego y las pluviales en vertidos al Mar Menor. 

Respecto a la actividad agrícola, impedir la entrada de aguas de lixiviación de los riegos, estimada en un 7% de los aportes de riego de las zonas regables, por su alto contenido en nitrógeno (que debe ser disminuido por ajuste de los nutrientes, por otra parte necesario para la economía de la explotación agrícola), siguiendo a Margalef, que nos recuerda que si bien el nitrógeno pasa a la atmósfera, el conjunto fosfatos y nitrógeno puede producir fenómenos de eutrofización (exceso de vida vegetal en las algas y plancton con creación de turbidez, no deseada para la actividad turística), teniendo en cuenta que los fosfatos son el detonante clave de este fenómeno. 

Por ello, recoger el vertido en la rambla del Albujón, bombeando a la desalobrizadora del Mojón y en ésta enviar el agua producto al canal del Campo de Cartagena y el rechazo al emisario de la desaladora de San Pedro del Pinatar, de la Mancomunidad de Canales del Taibilla. 

Para evitar la penetración difusa, recoger las aguas en una zanja perimetral drenante, siendo bombeadas a la desalobrizadora del Mojón, lo que se conoce como vertido cero. Igualmente, se puede conseguir este efecto con una batería de pozos en línea a 25 metros, si bien aquí habría que analizar la intrusión salina

Adicionalmente se podrían poner todas las desalobrizadoras en marcha nuevamente, pero al haber levantado la red de drenajes (convertida en red de salmueroductos), se debería añadir un segundo escalón de desalobrización obteniendo, no el vertido cero, sino la salmuera cero, pues el rechazo se convertiría en agua producto y una salmuera equivalente al 5% del agua tratada, que sería evaporada en eras de secado, utilizándose la sal obtenida en tratamiento invernal de carreteras. 

El seguimiento de estas medidas evitaría cualquier ley del Mar Menor, siendo necesaria la conservación de las infraestructuras construidas. 

Sería conveniente, sobre todo teniendo en cuenta que para 2027 se debe tener analizado el estado cuantitativo y cualitativo de las masas de agua de los dos acuíferos del Campo de Cartagena, que los 1.200 pozos inscritos en el Registro o en el Catálogo de Aguas de la Confederación Hidrográfica del Segura fueran monitorizados tanto en nivel piezométrico como conductividad y contenido de sales, de manera que de una forma absolutamente transparente, la Confederación Hidrográfica del Segura, Consejería, Ayuntamiento, Comunidad de Regantes del Campo de Cartagena y regantes en general estuviesen al día de los parámetros de ambos acuíferos para tomar las medidas adecuadas, en su caso.

Posdata 

Cuando yo nací, el 6 de febrero de 1949, mis padres vivían en la calle Luis Federico Guirao nº 5, en Santiago de la Ribera, a 20 metros de la orilla del Mar Menor. Nací en Murcia, pero a los tres días ya estuve en Santiago de la Ribera hasta el año 1953, en el que mi padre, entonces capitán del Ejército del Aire, fue destinado de la Academia General del Aire a la base aérea de Alcantarilla.

Luego viví desde 1976 hasta 1979 (ambos inclusive) en el Paseo Colón, a orillas del Mar Menor en Santiago de la Ribera, como jefe de obra de los 15 primeros sectores de la zona regable del Campo de Cartagena, de la impulsión de Fuente Álamo, del canal del Campo de Cartagena y de la zona regable de la Cota 120, pasando todos los meses de agosto hasta el año 1999 en Santiago de la Ribera.

 

 (*) Ingeniero de Caminos y ex alumno del IES 'Alfonso X el Sabio'

 

Figura nº 1 

Figura nº 2 

Superficie: 135 km2. Profundidad media: 4 m. 


Figura nº 3

Canal Marchamalo 

(Anchura: 25 m.) 

Canal del Estacio 

(Anchura: 50 m.)

Figura nº 4 

Canal de las Encañizadas 

(Anchura: 20 m.) 

A modo de ejemplo, se adjunta la figura nº 8 con la anchura de la conexión  de la Mar Chica con el Mediterráneo.  

Figura nº 5

Salida a Mar Mediterráneo 

(Anchura: 300 m.)

Figura nº 6

Cronología de la actuación agrícola en el Mar Menor (Murcia) 

 
https://theobjective.com/elsubjetivo/opinion/2024-05-25/analisis-situacion-mar-menor/ 

viernes, 24 de mayo de 2024

Ni Gorguel ni Barlomar / Adrián Ángel Viudes *


Quisiera errar en mi pronóstico pero opino que ni El Gorguel ni Barlomar van a ver la luz que todos deseamos y nuestros dirigentes políticos anuncian.

El proyecto del nuevo puerto en el Gorguel estaba hace diez años ultimado a falta de su remisión a Bruselas. Previo a su remisión era imprescindible que el Gobierno de la nación en la que se proyecta la obra la declarara de interés económico nacional preferente.

 La Autoridad Portuaria había estudiado todas y cada una de las afectaciones a los lugares de interés comunitario terrestre y marítimo, desmontando muchas de las falsas, entre otras la del camachuelo trompetero que nunca estuvo ni se le esperaba en la Sierra de la Fausilla, y la de la afectación a la posidonia; además de tener preparada una batería de medidas compensatorias. 

El presidente Valcárcel, a pesar de que su gobierno había declarado de interés regional el proyecto, nunca solicitó al de la Nación que declarara el proyecto de interés nacional preferente. Los motivos de esa dejadez ya los expliqué debidamente. 

Mi sucesor, don Antonio Sevilla, insistió a Puertos del Estado que el proyecto fuera a Bruselas. Llorca, presidente del organismo publico y enemigo del Gorguel en cuanto suponía competencia para el puerto de Valencia, después de alguna reunión con los representantes gubernamentales de medio ambiente que, por cierto, no habían leído ni una página de nuestro informe, prometió que si se obtenía informe favorable del Instituto Español de Oceanografía (IEO) él mismo se encargaría de remitirlo al Gobierno para su declaración preceptiva y presentarlo en Bruselas. 

El presidente Sevilla siguiendo las indicaciones del señor Llorca, aun no siendo preceptivo ni vinculante, solicitó del IEO presupuesto: la respuesta del Instituto fue que su trabajo se valoraba en 700.000 euros. Con buen criterio, y sabiendo, por información anterior, cuál iba a ser el dictamen final, la Autoridad Portuaria anuló la petición y el proyecto quedó aparcado en el cajón de los olvidos.

Algún año después, con otra presidencia, y con el añadido del proyecto Barlomar, idea de Puertos del Estado, la Autoridad Portuaria encargó al IEO el estudio referenciado, esta vez el importe fue de un millón de euros. 

Después de varios años el IEO acaba de informar que ambas infraestructuras afectan a lugares de interés comunitario y que esas afectaciones impiden su construcción. Para esa docta conclusión sobran, a mi modesto entender, novecientos noventa y nueve mil euros del millón pagado. 

Un inciso: somos la única región en la que toda su costa está declarada lugar de interés comunitario; ninguna otra autonomía goza de tanta protección, para que luego digan que no somos la región más ecologista del mundo mundial.

La primera vez que tengo noticia de la palabra Barlomar es cuando
Repsol presenta en el Puerto un proyecto para ampliar su linea de atraque de grandes petroleros en Escombreras. 

Ese término no figura en ningún diccionario ni es utilizado en la bella parla marinera; si lo que los autores quisieron decir es que el dique de atraque se situaba a barlovento de la mar equivocaron el término, la situación a barlovento o sotavento depende de la dirección del viento. No hubo Barlomar, la ampliación de la dársena de Escombreras solucionó el problema de Repsol.

El actual Barlomar es un proyecto para ampliar la dársena de Escombreras desde su dique suroeste ganando terreno al mar. Para conseguir superficie terrestre habría que actuar en profundidades próximas a los setenta metros. Conseguido suelo de dominio público, para poder concesionarlo se tendría que repercutir el coste de esa ingente obra en el precio del metro cuadrado de suelo lo que lo haría prohibitivo para su ocupación. La afectación al LIC marino es total, muy cerca está la reserva de Cabo Tiñoso con gran protección medio ambiental.

Ningún puerto puede acometer simultáneamente una inversión de la cuantía de la suma del Gorguel y Barlomar. Suponiendo que alguno de los dos proyectos pudiera ver la luz veamos cuál tiene más fundamento. 

Digo y sostengo que es mucho más viable, y por tanto posible, desde todos los aspectos, medioambientales, financieros, capacidades, precio del suelo, coste de estiba, posibles ampliaciones, el proyecto del Gorguel que el de Barlomar.

Puertos del Estado mantiene su política de especialización del tráfico portuario por fachadas marítimas para evitar competencias entre puertos de interés general y, en consecuencia, al de Cartagena no le corresponden los tráficos de contenedores que son competencia del de Valencia. 

Por eso, para distraer la atención y evitar presiones, los de Madrid han lanzado la liebre de Barlomar sabiendo de su inviabilidad y así, con ese señuelo, conseguir que se olvide el proyecto del Gorguel tan viable como necesario. Nuestros gobernantes regionales no pueden caer en esa trampa y tienen que insistir en la necesidad del nuevo puerto en el Gorguel

¿Podemos confiar en que, tras las elecciones nacionales, un próximo gobierno del PP pueda dar luz verde a ese gran proyecto? Tengo mis dudas.

 

(*) Ex presidente de la Autoridad Portuaria

(Publicado hace más de un año en La Verdad)

sábado, 18 de mayo de 2024

Leyes como salchichas / Ignacio Gomá *


Bismarck señaló con puntería que las leyes son como las salchichas: es mejor no saber de qué están hechas. Mi experiencia como asesor parlamentario lo confirma. Se dirá que la actual complejidad y vertiginosidad de los acontecimientos no permite mayor virtuosismo, pero el margen factible de mejora es enorme.  

Para empezar, bastaría con reducir el elevadísimo número de disposiciones legislativas. Estudios recientes indican que España ha aprobado cerca de medio millón de normas desde que comenzó la democracia y que la tendencia es creciente. Recomiendo los trabajos de Juan S. Mora Sanguinetti, cuyas conclusiones hablan por sí mismas: «El aumento del 1 % en el volumen de regulación provocaría un descenso del 0,05 % del número de empresas». 

Consecuencia de lo anterior es nuestro pecado capital en la elaboración normativa: su deficiente calidad. Se dice que existen 100.000 leyes en vigor en nuestro país. Según un informe de la CEOE, en 2023 se aprobaron 3 cada día. Si Montesquieu nos advirtió de que las leyes inútiles debilitan las necesarias, a la vista de los datos cabe preguntarse qué proporción de unas y otras hay en España. 

La polarización y el populismo también han perjudicado la calidad normativa. El predominio de las emociones y las prisas en la política, en detrimento de las formas y los procedimientos, son algunos de los estragos del primero. Respecto de la polarización, al moverse los partidos hacia los extremos, la búsqueda de amplios consensos ha caído en desgracia, de forma que el interés general queda diluido en la confrontación. 

Ahora hemos sabido que el Gobierno desea prescindir aún más del consenso neutralizando, además de a la oposición, a la industria. En diciembre, registró en el Congreso un Proyecto de Ley Orgánica de representación paritaria de mujeres y hombres. La semana pasada se publicó en el Boletín de las Cortes que PSOE y Sumar han presentado una enmienda conjunta para eludir el trámite de consulta pública durante la elaboración de leyes por parte de los ministerios. 

Al restringir la voz de la industria en la elaboración de normas, se agiliza su proceso de aprobación, pero a costa de perjudicar la calidad de las mismas y, por tanto, el interés general. 

La reforma es sencilla: hasta hoy se exige que los anteproyectos se sometan a consulta pública para dar a las empresas y ciudadanos afectados una oportunidad de expresar su opinión. Pero se permite que el gobierno se salte excepcionalmente este fastidioso trámite cuando se trate de disposiciones presupuestarias u organizativas sin importancia. Lo que se propone ahora es que esa excepción sirva para cualquier proyecto de ley. 

La clave, por tanto, consiste en hacer de la excepción norma general, que es como hacer de la necesidad virtud. 

Tres elementos son importantes aquí: el propósito de la norma, su forma de presentación y su momento de presentación. En primer lugar, nos dirán que es una previsión necesaria para casos excepcionales y que, de todos modos, para que una ley no sea consultada a la industria se habrá de demostrar el cumplimiento de ciertos requisitos. 

Pero nuestra experiencia nos dice que esta propuesta no aspira a sanear los resortes de la democracia, sino a lo contrario. Se recurrirá a la excepción tantas veces como haga falta, igual que se recurre constante e injustificadamente al Real Decreto-ley para sustraer al Legislativo la potestad de legislar.

Segundo, respecto de la forma, una Ley de Paridad no es la norma adecuada para reformar el procedimiento legislativo. Además, que esta enmienda sea presentada por los partidos del gobierno en el Congreso también invita a la sospecha. Más que una concesión generosa del Parlamento al Gobierno, parece que es el mismo Gobierno el que se está sirviendo de sus compañeros de partido para enmascarar un acrecentamiento de su propio poder. 

Tercero: como son los grupos parlamentarios los que han presentado la enmienda, paradójicamente se ha sustraído a los ciudadanos y las empresas la posibilidad de oponerse a esta propuesta legislativa en el trámite de consulta, que está previsto en un paso anterior.

En sociedades como la nuestra, en las que es preciso regular fenómenos crecientemente complejos y globales, ya no es posible gobernar en solitario. España llegó tarde a la democracia y su sistema de colaboración público-privada todavía adolece de una considerable inmadurez. 

La participación, bajo los principios de transparencia, de las empresas y los ciudadanos en la elaboración de políticas públicas es un signo inconfundible de calidad democrática al que no se debe renunciar.

Hablaba antes de un margen factible de mejora para evitar caer en quimeras. No aspiro a que, de la noche a la mañana, los partidos dejen a un lado sus rencores y diferencias para legislar con la mirada puesta en el interés común. Pero en este caso ni siquiera hace falta: como ven, basta con aprobar menos leyes y consultar a quienes saben para lograr progresos notables —o evitar fracasos adicionales.

Legislamos cada vez más, con menos consenso y peor. Lo que necesitamos es precisamente lo contrario: menos cantidad y más calidad. Menos salchichas —que me disculpen los alemanes— todos los días y más solomillo de vez en cuando. 

En cambio, con esta propuesta se persiste en la tendencia de los últimos años, una práctica que nos arrastra poco a poco hacia la condena enunciada por Tácito en sus Anales: «Cuanto más corrupto es el Estado, más numerosas son las leyes».

 

(*)  Jurista


 https://theobjective.com/elsubjetivo/opinion/2024-05-17/leyes-como-salchichas-supresion-consulta/

viernes, 17 de mayo de 2024

Los tiranos que promueven la Agenda 2030 eligen Madrid para su reunión secreta de 2024 / Cristina Martín Jiménez *


 La 70ª Reunión Bilderberg se celebrará a finales de mayo en la capital de España, Madrid. Se trata del encuentro anual organizado por los líderes financieros globalistas, a la que acuden banqueros, empresarios y políticos, así como determinados pseudoperiodistas y pseudointelectuales, para analizar y cerrar estratégicas en torno a los problemas más apremiantes que afrontan sus patrocinadores para alcanzar su objetivo final: el dominio total del mundo.

Los datos del lugar y la fecha de esta cita fueron obtenidos por el periódico sueco Nya Tider, un medio que entraría dentro de la falsa categoría de «desinformador» debido a su línea editorial independiente y crítica con el poder globalista.

Sus organizadores han elegido España en un año marcado por multitud de procesos electorales a lo largo y ancho del planeta, entre ellos, se encuentra el más importante para el grupo: los comicios estadounidenses, al que intenta concurrir el expresidente Donald Trump, sumido en varios procesos judiciales que podrían inhabilitarlo.

            En este contexto geopolítico, es imperativo subrayar que Bilderberg se reúne tan solo cuatro días antes del inicio de las elecciones al Parlamento europeo, que se celebran del 6 al 9 de junio. Se trata de otro de los comicios que consideran fundamentales para continuar su proceso de invasión y conquista silenciosa mediante la implantación de la Agenda 2030 en todas las naciones europeas. 

 Es por ello que preveo la asistencia de numerosos políticos de todo el continente y habrá que prestar especial atención a los procedentes de Ucrania, Polonia, Hungría y los antiguos países del Este.

En Madrid, y sin perder de vista este marco electoral, los asistentes harán balance de las elecciones catalanas, así como de lo que acontezca en la 77ª Asamblea Mundial de la Salud, que comenzará unos días antes, el 27 de mayo, y en la que se abordará la redacción definitiva del primer acuerdo mundial sobre pandemias con vistas a su adopción por los Estados Miembros de la OMS. Aunque ya preveo que no saldrán victoriosos.

Además, revisarán los resultados obtenidos durante estos últimos meses desde que, en enero, el presidente ejecutivo del Foro de Davos, Klaus Schwab, proclamase la «desinformación» como el primero y mayor riesgo global ante la cantidad de procesos electores y organizara el encuentro en torno al lema «Recuperando la confianza».  

Por cierto, ya habían debatido acerca de la «desinformación» unos meses antes, en la reunión Bilderberg de 2022 celebrada en Washington. Durante los dos años previos se suspendieron los encuentros por la «pandemia». Y es que Bilderberg y Davos son criaturas generadas por los mismos poderes.

Pedro Sánchez y Bilderberg

Como presidente del gobierno del país elegido, Pedro Sánchez ejercerá de anfitrión de la cita. Y, es ahora, desde mi perspectiva, cuando adquiere sentido y se comprende en toda su profundidad la estrategia del amago de dimisión ideada por el presidente del gobierno y su equipo. Es la presencia de Bilderberg en España la que la dota de pleno significado

Él debe demostrar a sus patrocinadores que tiene el país que se le ha confiado bajo su control. Se trataba de Bilderberg, no del Pegasus. Nunca acabó de convencerme la hipótesis del programa de espionaje, ya que Sánchez siempre estuvo bien protegido por sus mecenas y, hasta el momento, los secretos que guarda Pegasus no han sido revelados.

Es la visita de los sumos sacerdotes del globalismo a su colonia española lo que le llevó a idear una artimaña que pusiera firmes a todos los grupos políticos en torno a su persona, así podría presentar unos buenos resultados de gestión ante sus tutores. 

Imaginen la cantidad de «desinformación» que van a publicar los medios «desinformadores»  acerca de Bilderberg, lo que se sumará a la «desinformación» ya publicada acerca de los supuestos tratos de favor y de tráfico de influencias de su esposa Begoña Gómez. Hay que perseguir no solo al Poder Judicial sino a los periodistas que osen denunciar al elegido para la gran misión de implementar la Agenda 2030 en España.

Así, cuando Sánchez clamó cual César al anunciar que no dimitiría, “¡Le demostraremos al mundo cómo se defiende la democracia!”, en realidad estaba afirmando que les demostrará a sus patronos, a los megafinancieros estadounidenses, lo excelentemente bien que está disponiendo la rendición del Estado español a la Agenda 2030.

Tras su grito de guerra, desde El País, y en un artículo de opinión firmado por Isabel Mastrodomenico, se pidieron hasta penas de prisión para los difusores de desinformación, en estos términos: “Una reforma legal o una interpretación jurisprudencial” para “abordar directamente los actos de difusión de información falsa con la intención de dañar la reputación o los derechos de otros, proponiendo sanciones que podrían incluir multas significativas o incluso penas de prisión”. 

Unas líneas previas, la firmante instaba a repensar “el Artículo 515 del Código Penal que podría incluir las empresas, grupos de interés y los individuos que promuevan la discriminación, el odio o la violencia”.

Controlando la Educación con la Agenda 2030 en las escuelas, los medios de comunicación, los partidos políticos, los procesos electorales, las protestas ciudadanas y la Justicia, Sánchez demostraría ante Bilderberg cómo defiende la democracia el mejor y más confiable de sus pupilos. 

De este modo, siguiendo sus órdenes y sugerencias, el reciente anuncio de BlackRock para «invertir» 60.000 millones de euros en España es una apuesta más que segura. Sin embargo, no debe pasarnos por alto que el megafondo globalista no invierte sino que compra países a saldo. 

A este fin se declaran «pandemias» y cambios climáticos antropogénicos, se polarizan sociedades, se criminaliza y roba al sector primario, se confunde a los más jóvenes y se ataca a la familia, la primera estructura de poder de todas las culturas de la Tierra.

En este contexto, hay que recalcar que Pedro Sánchez fue invitado a Bilderberg en la edición de 2015 como joven promesa, por lo que, entre sus grandes afanes está cumplir correctamente su misión para ascender en el entramado de instituciones globalistas que ya han puesto en marcha el gobierno mundial, y cuya estructura expongo en la página 292 de mi último libro, Agenda 2030. Libertad o Tiranía.

Pero describir con rigor, investigar y denunciar a Bilderberg no es «desinformar». Hice una tesis doctoral para demostrar no solo su existencia, sino sus mecanismos y objetivos

Y es la propia Enciclopedia Británica la que lo define como “conferencia anual de tres días de duración a la que asisten alrededor de un centenar de los banqueros, economistas, políticos y funcionarios gubernamentales más influyentes de Europa y América del Norte. 

La conferencia, que se celebra cada año en un país occidental diferente, se lleva a cabo en una atmósfera de estricta seguridad, y cada participante se compromete a guardar el secreto sobre las discusiones que tienen lugar durante la conferencia. El objetivo de la reunión [Bilderberg] ha sido descrito como proporcionar un entorno privado e informal en el que aquellos que influyen en las políticas nacionales y los asuntos internacionales puedan conocerse entre ellos y discutir problemas comunes”. 

¿La Enciclopedia Británica también está «desinformando»?

            Es esta institución académica la que destaca tres cuestiones clave en torno a Bilderberg: la estructura y el poder de la entidad (“alrededor de cien de los banqueros, economistas, políticos y funcionarios gubernamentales (…) que influyen en las políticas nacionales e internacionales”), así como el secreto en el que se desarrollan las citas y se mantiene la información que allí se comparte. Hay que subrayar que no se celebran ruedas de prensa ni se permite la entrada a periodistas que no conformen parte integrante de Bilderberg.

Datos que llegan desde Suecia

En esta ocasión, el medio de comunicación sueco Nya Tider, fundado en 2012, ha sido el primero en descubrir los datos del próximo encuentro Bilderberg. Según la noticia publicada por el medio, y firmada por el periodista Peter Frisk, obtuvieron los datos tras solicitar información al Ejecutivo acerca de la posible asistencia de los miembros del gobierno, basándose en la ley de acceso público a los documentos y registros oficiales que garantiza la Constitución sueca.

Entre las pruebas obtenidas, el medio ha publicado un correo electrónico enviado a la secretaria (Angela Kennedy) de la ministra de Asuntos de la Unión Europea de Suecia, Jessika Roswall. En el citado mail, la secretaria del magnate sueco Marcus Wallenberg, uno de los principales miembros y propulsores de la ideología Bilderberg, solicita respuesta a la invitación efectuada a la ministra, informando que la reunión tendrá lugar en la capital española del 30 de mayo al 2 de junio. Y es de esta comunicación institucional de donde obtenemos la fecha y el lugar.

El contenido de la misiva de la secretaria de Wallenberg, Sara Nyman, es el siguiente:

Hola Ángela

Gracias por tu llamada hoy. Como te comenté, se trata de la disponibilidad de la ministra para asistir a la Reunión Bilderberg en Madrid desde el 30 de mayo a partir de las 5 de la tarde hasta el 2 de junio a la hora del almuerzo. Sería estupendo que pudieras responder en breve. Te deseo un buen fin de semana”.

Este documento contiene tres elementos característicos de la dinámica Bilderberg. Primero, observamos que Marcus Wallenberg, uno de los hombres más ricos e influyentes de Suecia, es miembro del Comité Directivo de Bilderberg y, como tal, se encarga de seleccionar e invitar a los participantes de su país.

En segundo lugar, los líderes de esta institución tienen preferencia por los ministros de Exteriores, Asuntos Europeos y Finanzas. Ellos son bastiones esenciales para construir su globalismo de alianzas y destructor de las identidades culturales propias de cada nación, entre ellas, su ordenamiento jurídico. 

Los ministros de Exteriores occidentales son convocados, a lo largo de todo el año, a los foros internacionales del Sistema de Naciones Unidas y otros encuentros elitistas como Davos, porque se consideran básicos en las redes de conexión para construir la llamada «gobernanza global», que es el eufemismo al que recurren para evitar las connotaciones peyorativas que genera el concepto de «gobierno global». 

Tradicionalmente, en Bilderberg, son estos ministros los que tejen alianzas globales para conseguir los objetivos (Punto 17 de la Agenda 2030), destinar los fondos financieros nacionales a la «cooperación internacional» y pasar más desapercibidos que el gobernante de turno.

El tercer elemento propiamente Bilderberg que observamos en la misiva es que fue enviada el 2 de febrero de este año. Es en este mes cuando se cierra la lista definitiva de los asistentes al foro de alto nivel, de modo que, a día de hoy, los más de cien participantes, procedentes de Estados Unidos, Canadá y Europa, ya están confirmados. 

Sin embargo, la entidad mantendrá sus nombres en secreto hasta unas horas antes de que se inaugure la nueva edición a través de la página web oficial que lanzaron en 2011. Será entonces cuando, quizás, veamos el trasiego de coches blindados trasladando a este nutrido grupo procedente del ámbito político, farmacéutico, las finanzas, la tecnología, el mundo académico, la industria, los sindicatos y los medios de comunicación.

En relación a su respuesta a la asistente de Marcus Wallenberg, la secretaria respondió que la ministra Roswall no iba participar. Todo un portazo en las narices a los autonombrados «amos del mundo».

El Poder Red

Para comprender Bilderberg hay que analizar las trayectorias profesionales de sus participantes, sus redes globales de influencia, sus conexiones con las grandes corporaciones y conglomerados que conforman el sistema mediático del globalismo, así como con otros sectores empresariales ajenos al ámbito de la comunicación, entre ellos, los bancos, los fondos financieros, la industria armamentística, farmacéutica y médica, de alimentación, automovilística y de la energía. 

Es decir, todos los elementos antropolíticos que surcan y tejen la Agenda 2030, que no es más que un instrumento, un arma de guerra psicológica y geoeconómica para conquistar el mundo entero.

            Por ejemplo, y ya que la información llegó a través de él, fijémonos en Marcus Wallenberg como caso paradigmático de análisis del poder actual, el Poder Red. Como miembro de una de las grandes dinastías suecas, es el presidente del consejo de administración de la banca Skandinaviska Enskilda Banken AB (también conocida como SE Banken o SEB), con sede en Estocolmo, y vicepresidente de Investor AB (el mayor accionista de SEB), la sociedad de inversión familiar con la que el clan «invierte» no solo para ampliar su fortuna sino para «influir» en las grandes empresas suecas e internacionales, así como en las políticas gubernamentales.

Investor AB es dueña, entre otros, de importantes paquetes accionarios de ABB, AstraZeneca, la multinacional Nasdaq Inc. (que opera uno de los principales índices de bolsa en los EEUU), Electrolux, Ericsson, Husqvarna, Saab y los servicios de pago por tarjeta Eurocard. Además, SEB es propietaria de SEB Trygg Liv, una de las mayores compañías de seguros de vida de Suecia.

Según su web oficial, el beneficio operativo de SEB para el primer trimestre de 2024 ascendió a 12.300 millones de coronas suecas, con un rendimiento sobre el capital del 17,2 %. SEB ofrece banca minorista a particulares, empresas y municipios, servicios financieros y banca comercial para empresas internacionales y clientes institucionales. Sus clientes se sitúan en los países nórdicos, bálticos, en Alemania, Polonia, EE. UU., Rusia y Ucrania, entre otros. De sus veinte mayores accionistas, BlackRock aparece en quinta posición.

Los Wallenberg y la ONU

Hay un dato a destacar en este entramado globalista y es que la aristócrata Nane Lagergren estaba emparentada, por línea materna, con los Wallenberg. Se trata de la viuda de Kofi Annan, que fue secretario general de Naciones Unidas. Esto significa que Annan contaba no solo con la aprobación y el patrocinio de la poderosa familia sueca sino con la del establishment globalista norteamericano. Recordemos que Annan fue nombrado por Bill Clinton, quien, a su vez, es uno de los reclutados útiles de Bilderberg. Asistió a la reunión de 1991 y, al poco tiempo, logró la nominación del Partido Demócrata que lo llevó directamente a la Casa Blanca.

En Baden Baden, Alemania, los bilderbergs le explicaron en qué consistía el NAFTA y le instaron a que lo apoyara. Al año siguiente fue elegido presidente. El NAFTA es el Acuerdo de Libre Comercio entre Canadá, México y Estados Unidos, que fue puesto en marcha el 1 de enero de 1994 para eliminar las barreras y aranceles comerciales entre las tres naciones y que Trump quiso revisar durante su mandato.

El caso es que la ONU será ese gobierno global al que aspiran para apropiarse de todos los bienes de la Tierra, incluidas las personas que la habitamos. La ONU es la máscara de los tiranos que han planificado la imposición de la Agenda 2030, los que la promueven y se benefician de ella. Como ejemplo reciente, estamos denunciando que los fondos de inversión se están haciendo, mediante expropiaciones forzosas, con terrenos de España para macropoyectos energéticos.

Para impedir el trabajo de la prensa libre, la oficina central del Club Bilderberg mantiene en secreto todos los datos de las reuniones. Por su parte, los miembros de los gobiernos asistentes eluden facilitar información al respecto. Todos arguyen que acuden a las citas como «personas privadas», pero se trata de una burla más a la democracia. Si es que a estas alturas de la trama aún podemos llamarla así. 

Para mí, el globalismo es el nuevo totalitarismo, de modo que estaríamos ante una tiranía de alcance global. Pero siempre, a lo largo de la historia de la Humanidad, donde hay tiranía, hay rebelión. Y la vamos a seguir ejerciendo en libertad.

 

(*) Escritora bestseller, conferenciante y doctora en Ciencias de la Comunicación-Periodismo con la primera tesis de estructura crítica acerca del Club Bilderberg en el Mundo, calificada con sobresaliente cum laude y Mención Internacional.

 

https://diario16plus.com/el-club-bilderberg-elige-madrid-para-su-reunion-secreta-de-2024%ef%bf%bc/ 

martes, 14 de mayo de 2024

Lo envenenan todo / Rosa Roda *


 El vicepresidente del Gobierno regional, José Ángel Antelo, no solo es negacionista, también es mentiroso. Una desgracia añadida para la atrasada Región de Murcia en la que la mediocridad y la mentira triunfan y los grandes dueños del territorio son los que realmente mandan, ya sea en el Campo de Cartagena, en Marina de Cope o en el Valle de Carrascoy. No tienen armas, pero poseen territorio y mucho dinero. Son ellos los que imponen las políticas en esta Comunidad Autónoma. Murcia no es una región, es un negocio.

¿A qué está esperando el presidente López Miras para desmentir los disparates de su vicepresidente? ¿A qué está esperando para comparecer en rueda de prensa con todas las auditorías y analíticas de ESAMUR para demostrar que Antelo y la Fundación Ingenio mienten nuevamente? ¿A qué está esperando para comparecer y explicar que todo forma parte de una estrategia de Vox y del poderoso lobby agrícola para desviar la atención sobre las verdaderas causas de la eutrofización que sufre la laguna y justificar el desmantelamiento de la Ley del Mar Menor?

Antelo habla de «vertidos fecales continuados al Mar Menor» y de «trama oculta» porque, según dice, «solo se regenera el 50% de las aguas» mostrando un documento de ESAMUR que no ha sabido interpretar. Ese 50% alude al agua regenerada que va directamente a los regantes. En realidad se trata y regenera casi toda, del orden del 98%. El vicepresidente vuelve a mentir.

López Miras, rehén de Vox por voluntad propia, está dejando a los pies de los caballos a todo el personal de la Entidad de Saneamiento (ESAMUR) cuyo director técnico, Pedro Simón, invita a toda la ciudadanía a revisar todas y cada una de las auditorías que anualmente realiza una empresa externa por encargo de la Intervención General de la CARM. 

La auditoría de ESAMUR correspondiente al año 2022 está a punto de publicarse conforme al Artículo 19 de la Ley 12/2014 de 16 de diciembre de Transparencia y Participación Ciudadana de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia.

¿De ejemplo mundial a desastre?

¿Cómo hemos pasado de ser un ejemplo mundial en depuración de aguas a que desde la misma vicepresidencia del Ejecutivo murciano se esté contando a la ciudadanía que la depuración de aguas en la Región de Murcia es un auténtico desastre? Los que envenenaron el acuífero del Campo de Cartagena están envenenando el debate público. Son los mismos que reciben reciben más de 50hm3 al año de agua depuradora a cero euros, los mismos que han regalado 2,4 millones a la Fundación Ingenio para que fabriquen bulos.

300.000 toneladas de nitratos contaminan el acuífero

El dato es incuestionable: 300.000 toneladas de nitratos contaminan el acuífero procedentes de la agricultura y la ganadería del Campo de Cartagena. Nitratos que siguen envenenado el Mar Menor. Repitan conmigo: 300.000 toneladas de nitratos dentro del acuífero. Repitan conmigo: son los fertilizantes.

El IEO: «El Mar Menor recibe desde la década de 1980 grandes cantidades de materia orgánica y nutrientes procedentes de vertidos de diversa naturaleza, entre los que se encuentran las aguas residuales urbanas (actualmente prácticamente suprimidas, salvo episodios de lluvias y vertidos puntuales) y, sobre todo, los flujos contaminantes tanto difusos como puntuales, procedentes de la actividad agraria y agropecuaria del Campo de Cartagena«.

Si tras examinar la documentación y repasar las declaraciones, la Fiscalía Superior decide finalmente archivar y no presentar denuncia penal en los juzgados ¿cesará López Miras a Antelo? La Fiscalía de Área de Cartagena ya archivó unas diligencias por hechos similares abiertas en 2022 que abarcaron el examen de un estudio de la Fundación Ingenio sobre la planta de Torre Pacheco.

Los «estudios» de la negacionista y poderosa Fundación Ingenio hay que ponerlos en cuarentena. Cuando no son las aguas fecales son los detergentes de lavadoras. Dicen cualquier cosa con tal de eximir al sector agrícola que creció de manera desmesurada y descontrolada en el Campo de Cartagena. 

Lo llaman evidencias científicas, pero son bulos fabricados y publicados en medios de comunicación talonario en mano. Están consiguiendo enterrar con billetes la verdad mientras del Mar Menor desparecen los caballitos y las nacras se sitúan al borde de la extinción.

Todas las estaciones depuradoras del mundo tienen aliviaderos que en momentos puntuales de DANA o lluvias intensas pueden verter porque no disponen de embalses capaces de recoger toda el agua que cae en pocos minutos. Por ese motivo los estándares de la Directiva 91/271/CEE, sobre el tratamiento de las aguas residuales urbanas, contempla expresamente que para evaluar las EDAR “no se tendrán en cuenta los valores extremos para la calidad del agua de que se trate cuando éstos sean consecuencia de situaciones inusuales, como las ocasionadas por lluvias intensas”. ¿Está al tanto la Fiscalía de esa directiva europea?

Otro dato: en París acaban de inaugurar un tanque de tormentas para recoger 50.000 m3 de aguas pluviales y residuales en caso de fuertes lluvias y así mejorar la calidad del agua del río Sena. Ha sido noticia mundial. Pues el tanque de tormentas de Torre Pacheco es aún mayor y tiene capacidad para recoger más de 66.000 m3. ¿Debió hacerse antes? Sí, indudablemente, porque no debe llegar ningún vertido a la laguna. Pero ahí está.

Todo lo que está sucediendo, las mentiras de Vox y el silencio del PP de López Miras, obedece a la lucha soterrada de las derechas por el voto del campo. Se están despedazando vivos a las puertas de las elecciones europeas.

Los vertidos puntuales de la EDAR de Torre Pacheco hasta la puesta en marcha del tanque de tormentas hace un año son un grano de arena frente al gran problema del Mar Menor que son los nitratos agrícolas y los purines de los cerdos. Un dato: 850.000 cabezas de cerdos en el Campo de Cartagena que producen unos 20 hm3 de purines al año. ¿Dónde están yendo esos purines?

Los grandes terratenientes están rabiosos. No soportan que 9.000 hectáreas de regadío ilegal hayan sido desmanteladas. No soportan que la CHS obligue a demostrar que cumplen las medidas cautelares para no contaminar el acuífero con más nitratos. No soportan que les exijan impermeabilizar la balsas de purines. No soportan que les obliguen a cumplir la LEY porque llevan años haciendo lo que les da la gana, que para eso mandan, siempre han mandado en la Región de Murcia.

Que la Fiscalía en Murcia haya abierto diligencias de investigación tras una denuncia de la Fundación Ingenio no depura su imagen ni cambia las verdaderas causas de la eutrofización de la laguna. Siguen siendo una fundación generadora de bulos y mentiras sobre las verdaderas causas de la eutrofización del Mar Menor.  

Una «banda de agitadores» en palabras del secretario general del PP, José Miguel Luengo. Muchos de sus patronos están imputados el caso Topillo por verter toneladas de salmueras con nitratos al Mar Menor durante años. La CARM les exige millonarias sanciones en concepto de responsabilidad ambiental.

Su propósito no es otro que podar la Ley del Mar Menor y tumbar las medias cautelares de la CHS que limitan la fertilización. Como no podía ser de otra forma desde la Fundación Ingenio celebran que la Fiscalía murciana haya abierto diligencias de investigación. Sería bueno conocer qué datos han aportado conociendo de su afición a mentir y a fabricar bulos aparentemente creíbles. ¿En qué momento tomaron las muestras? ¿Dónde? ¿Cómo? No descarten que también hayan logrado engañar al Ministerio Fiscal. Todo se verá.

La lucha en defensa del Mar Menor no es fácil en un contexto en el que la verdad no importa y hasta la justicia se muestra reticente a colaborar. Baste recordar que la Sección 5ª de Audiencia Provincial revocó la personación de las ONG y Ayuntamientos ribereños como perjudicados del «caso Topillo» en representación del Mar Menor pese al artículo 6 de la Ley 19/2022, de 30 de septiembre que reconoce personalidad jurídica a la laguna del Mar Menor y su cuenca.

“Sólo es posible el ejercicio de su acción a través de la acción popular y no como acusación particular» consideró la Audiencia Provincial. El recurso de amparo presentado por el colectivo Alianza por el Mar Menor contra el auto de los magistrados murcianos ya está en manos del Tribunal Constitucional, que será quien finalmente dirima. Nada está perdido.

 

 (*) Periodista

 

https://rrnews.es/2024/05/lo-envenenan-todo.html?fbclid=IwZXh0bgNhZW0CMTEAAR2Xrkp-H_AqN9nTvqcSvrqJrmpJe3DSNXFRnA9OYZopztyuapR6UIZb_aM_aem_AZ6wuek94DbF9cxICGsOQv8_8E1VamsLm-tA6wz2zxZAz5_39JiDlIzMMW390hF5L9sQGdoJ6KtqS6h_aHpHyoon

viernes, 10 de mayo de 2024

Carta abierta de Miguel del Toro a José María Albarracín


Estimado presidente de CROEM, apreciado José María: Me decido a enviarte esta carta abierta, de acceso público para todos los murcianos y, especialmente, para el empresariado de nuestra Región porque me veo en la obligación de sacarte de tu craso error, a la vista de tus recientes declaraciones en el marco previo a la próxima asamblea general. No, apreciado José María, CROEM no empezó a caminar cuando tú llegaste a la presidencia. CROEM ya existía, como existía la unidad empresarial, la vocación de servicio a la sociedad y sobre todo la independencia institucional. No es difícil de entender. Quizás tan sólo te hubiese bastado repasar nuestra historia.

Comprenderás de inmediato las razones por las que me negué a tu reciente invitación para celebrar un almuerzo con los expresidentes. Me hubiese gustado asistir a ese encuentro en otras circunstancias, pero en las actuales prefiero que mi negativa la enmarques en las desafortunadas e injustas críticas que vienes realizando a mi período presidencial en una especie de afán por acaparar un protagonismo exacerbado, que muchos empresarios de CROEM no llegan a entender.

Existen otras formas y maneras de contar la verdadera, extensa e importante historia de CROEM a lo largo de sus cuarenta y seis años de historia, lejos de limitarse a la promoción, fuera de un balance ajustado, de la última década, coincidente con el periodo de tu presidencia.

Nuestra confederación empresarial, estimado presidente, se ha forjado a través de décadas de esfuerzo común a base del trabajo, dedicación, lealtad y , sobre todo, humildad de muchísimas personas, algunas de las cuales ya no están entre nosotros. Te recuerdo que fueron más de una veintena de asociaciones las que pusieron en marcha este magnífico proyecto allá por el año 1978. 

Hoy CROEM es lo que es gracias a hombres como José Luis Villar Sigismondi, nuestro primer presidente que tuvo que sortear los momentos difíciles, propios de todo comienzo a base de honestidad, integridad personal y entrega generosa alejada de cualquier protagonismo o promoción añadida. Impulsores como Francisco José Vicente Ortega que recogió el relevo en 1984 para protagonizar una década de gran expansión y consolidación del asociacionismo empresarial.  

Defensores del diálogo social como Tomás Zamora Ros, quien le sucedió en 1994 fortaleciendo enormemente una organización de la que él siempre dijo que no existían familias, sino una gran familia. Lideró una CROEM abierta y participativa. El perfil humano de Tomás, reforzado por su sincera humildad y méritos propios le hizo ganar el afecto y el respeto de todos como puede comprobar en su día a día. 

En cuanto a mi período presidencial desde 2002 hasta 2013, momento en el me sucediste en la presidencia, prefiero no analizarlo en primera persona; pero sí considero preciso aclararte algunas precisiones fundamentales que no pueden ser obviadas en la historia de nuestra confederación. CROEM nunca estuvo en 'quiebra económica'.

Sí es cierto que tuvo que afrontar años difíciles con una crisis económica galopante y devastadora con tensiones que toda la sociedad sufrió y que lógicamente sufrimos los empresarios. Tú y tu equipo más cercano sabéis perfectamente que cuando Miguel Del Toro dejó la presidencia de CROEM, la Comunidad Autónoma nos adeudaba cerca de dos millones de euros correspondientes a diversos convenios ya ejecutados y pendientes de cobro. Este es el legado y no otro. Y ese es mi 'pecado' y no otro.

Te voy a significar algo más, estimado presidente: si durante mi presidencia hubiese conseguido el mérito ( que sí te reconozco) de convencer al gobierno de turno para poner en marcha la Ley de Participación Institucional, la situación apenas hubiese diferido de la actual. Pero a mí me tocó el gobierno sólido, y en ese aspecto negacionista, de Valcárcel y a ti el gobierno débil y complaciente de un Pedro Antonio Sánchez quizá obligado a compensar ciertas intervenciones en campaña electoral, todo sea dicho. Este es un factor clave para sacar una conclusión fiable de la última década de gestión. Y quien quiera entender, que entienda.

Vivimos tiempos en los que términos como 'máquina del fango', bulos o 'fake news' están a la orden del día. Y lo peor es que se conviertan en nocivos mantras para la sociedad. Mal está que tales perversiones sucedan en la vida política, pero peor está que se trasladen a nuestro movimiento asociativo empresarial. De ahí el motivo sustancial de esta carta abierta ante una institución a la que siempre estaré agradecido y llevaré en mi corazón de forma imperecedera como dije públicamente el día que se me concedió la medalla de oro con más generosidad que merecimiento propio para tan altísimo honor.

No deseo terminar esta misiva, preciado presidente, sin expresarte públicamente mi gratitud por tus diez años de gobierno, por los desvelos y reivindicaciones que llevan aparejados y por tu dedicación. Estoy seguro que recordarás que el día que te cedí la presidencia lo hice convencido de que no fallarías en esos aspectos.

Y, finalizando por donde comencé, porque CROEM ya existía y era pujante antes de que llegaras a la presidencia, me veo en la obligación de traer a nuestra memoria a algunos de los muchos impulsores de esta organización como Clemente García, Arsenio Sánchez Navarro, Salvador Huertas, Tomás Fuertes, Francisco Pellicer, Fulgencio Belando, Pedro García Balibrea, Ángel Martínez, Pedro Hernández Filardi, Pedro Díaz, Manuel Pérez Carro, Antonio Castillo, Manuel Pérez de Lema, Ginés Huertas, Juan Francisco García Alcaraz, Pedro Cazorla, Antonio García Díaz, José Dasí, Alfonso Gálvez, José García Gómez, José Pardo Cano, Miguel Durán, José Hernández Navarro, Antonio Martínez Barba, Ángeles Ruiz y muchos otros que no alcanzo a recoger por falta de espacio. 

También reconocimiento al entonces presidente de la CEOE, José María Cuevas. Unos se fueron y desde el cielo nos contemplan. Otros seguimos aquí ilusionados con esta gran realidad, nuestra CROEM, convertida en un órgano esencial de servicio a la sociedad y sustentada en las urnas abiertas, con la libertad por bandera, la vocación democrática y el desempeño leal, ayuno de todo protagonismo vacuo.

 

Muchas gracias.

martes, 7 de mayo de 2024

¿Salvaron vidas las vacunas covid? / Fernando del Pino Calvo-Sotelo *


La respuesta político-sanitaria a la pandemia constituye el mayor escándalo de salud pública de la historia. Se basó en un engaño descomunal, pero la verdad se va abriendo paso.

Ya sabemos que ni los ilegales confinamientos ni las estúpidas mascarillas sirvieron para nada[1] salvo para enriquecer al entorno de nuestra clase política, pero ¿qué ocurre con las vacunas y terapias genéticas que se impusieron de forma voluntario-obligatoria a la población? 

Muchos se muestran hoy arrepentidos de haberse vacunado y preocupados por los efectos secundarios que ven a su alrededor y que empiezan a reconocer las propias empresas farmacéuticas. 

Estas personas deben estar tranquilas, pues el paso del tiempo disminuye la probabilidad de sufrir un efecto adverso, y deben ser indulgentes consigo mismas, pues tomaron la decisión bajo coacción y completamente desinformadas, no en balde el gremio médico les falló estrepitosamente (con escasas y valientes excepciones).

En efecto, la mayor parte de la población no se vacunó libremente, sino forzada por una inaguantable presión política y social. Primero les aterrorizaron mediante una campaña de terror mediática que les hizo creer que el covid era peligrosísimo para todos y que sólo las vacunas podían salvarles la vida. 

Luego fueron manipulados con sentimientos de culpa basados en una creencia supersticiosa, completamente acientífica: la vacuna no sólo te protege a ti, sino a los demás («si no te vacunas, matarás al abuelo»). Finalmente, fueron intimidados por la campaña de demonización de los no vacunados y chantajeados con el pasaporte covid, destinado a hacerles la vida imposible.

España fue uno de los países donde la dictadura sanitaria tuvo más éxito, pues se vacunó el 87% de la población, frente al 76% de Alemania, el 68% de EEUU o el 60% de Polonia[2]. Ahora, los mismos responsables políticos que forzaron a su población a vacunarse se lavan las manos afirmando cínicamente que la vacunación fue «voluntaria» y que las vacunas covid eran seguras y salvaron muchas vidas.

Vacunas poco testadas y poco seguras

Hoy pocos analistas serios dudan que estas vacunas y terapias genéticas tan poco testadas no eran seguras. No sólo se han ido documentando multitud de graves efectos secundarios isquémicos y cardiovasculares (trombosis, ictus, miocarditis, embolia pulmonar, etc.), inmunológicos y de otros tipos[3], sino que muy probablemente hayan causado la muerte de decenas de miles de personas, según sugieren los datos de farmacovigilancia de EudraVigilance y VAERS.

En la siguiente tabla se muestran las muertes anuales reportadas en EEUU tras vacunarse desde 1991 hasta hoy[4]:

Los mismos que defendieron la falsedad de que las vacunas impedían el contagio y, más tarde, que impedían la gravedad y la muerte (otra falsedad, como veremos), defienden que estas cifras de mortalidad tan inquietantes pueden despreciarse: correlación no implica causalidad, dicen. 

Teóricamente correcto, pero ¿acaso por ello debemos descartar la tabla como si no tuviera valor informacional? ¿De qué sirve entonces la farmacovigilancia? ¿De verdad debemos considerar este gráfico normal? Evidentemente, no. En el 2021, el 33% de las muertes se produjo menos de una semana después de vacunarse. ¿Pura casualidad? 

Tengan en cuenta que éstas son las muertes reportadas, así que ¿cuántas serán las reales? ¿Cómo puede ser que la EMA (cómplice, como todos los reguladores, de este escándalo) acepte con naturalidad las 12.000 muertes reportadas en Europa[5] haciendo referencia a la baja proporción respecto del número de vacunados? ¿Existe algún precedente de algún medicamento del que se hayan reportado decenas de miles de muertes que no haya sido retirado del mercado?

¿Salvaron vidas las vacunas?

Ante la avalancha de efectos secundarios, la consigna es que, pese a ello, las vacunas han salvado incontables vidas y que, por tanto, la ratio riesgo-beneficio es positiva.

La evidencia científica no parece apoyar esa conclusión. Una revisión de ensayos controlados aleatorios aparecida como preprint en The Lancet concluyó que la tasa de mortalidad de los vacunados con vacunas ARNm era ligeramente superior a la de los no vacunados, sugiriendo que las vacunas no salvaban vidas o que las muertes causadas por sus efectos adversos (particularmente cardiovasculares) superaban las vidas supuestamente salvadas por ellas[6]

Su autora principal, una médico danesa, reconocía el intento de ocultación de la verdad: «Llevo en esto muchos años y sé que hay poderes por ahí que no están interesados en profundizar realmente en estos hallazgos»[7]

A pesar de ello, algunos estudios[8], ampliamente difundidos por los medios, llegaron a hablar de millones de vidas salvadas por las vacunas, pero parecían pura publicidad: el sesgo de estar financiados por la OMS, la Fundación Gates o la Alianza de las Vacunas Gavi (ligada a los propios productores de vacunas), unido a chocantes errores de bulto[9], les otorgaba una credibilidad muy baja.

En España, los propios datos oficiales también cuestionan que las vacunas fueran eficaces para prevenir la muerte por covid. Hace unos días algún medio publicó que el Ministerio de Sanidad reconocía (respondiendo a la Asociación Liberum) que el 30% de los fallecidos por covid había muerto a pesar de estar vacunado[10]

Cómo no, esta violación de la omertà fue castigada por los risiblemente llamados fact-checkers, chiringuitos promovidos por la oligarquía globalista que perfuman su analfabetismo numeral con conceptos (para ellos sofisticados) como la Paradoja de Simpson, aunque en su caso aplica más bien la paradoja de los Simpson: «Para mentir hacen falta dos: uno que mienta y otro que escuche» (Homer Simpson).

En realidad, los datos proporcionados por Sanidad, que reproducimos a continuación[11] deberían haber dado lugar a titulares mucho más audaces:

Estado de vacunaciónCasos diagnosticadosFallecidos
No vacunado5.595.65352.209
Vacunado incompleto644.9233.319
Vacunado completo6.900.23331.967
No consta774.00234.265
TOTAL13.914.811121.760

Antes de nada, esta tabla genera dudas sobre la fiabilidad de los datos suministrados. En efecto, resulta sospechoso que sobre el 28% de los fallecidos «no conste» estado de vacunación y, además, es imposible que la letalidad CFR de éstos (fallecidos/casos diagnosticados) sea del 4,4% cuando, siempre según la tabla, la letalidad de las otras categorías (CFR) es del 0,67%.

Pero demos por buenos los números. A priori, si cerca del 30% de los fallecidos por covid estaba vacunado, podríamos concluir (prematuramente) que las vacunas tenían una cierta eficacia para prevenir la muerte, no absoluta (como nos habían prometido), pero al menos sí relativa, dado que cerca del 87% de la población llegó a estar vacunada. Sin embargo, este argumento aparentemente lógico es falaz.

En primer lugar, no se pueden comparar cifras de dos períodos distintos, puesto que el porcentaje de fallecidos abarca toda la pandemia (desde principios de 2020) y el porcentaje de vacunados máximo no se alcanza hasta mediados o finales del 2022. Otra cosa sería comparar el porcentaje de fallecidos con el porcentaje medio (no máximo) de vacunación desde que empezó la distribución de vacunas, a principios del 2021.

En segundo lugar, el número de fallecidos por covid en 2020, antes de la llegada de las vacunas, asciende a casi 51.000 personas[12], prácticamente el mismo número de no vacunados de la tabla. Como para medir la efectividad de las vacunas debemos eliminar este número de fallecidos y comenzar la comparación desde el momento en que aquéllas estuvieron disponibles, podemos estimar, siendo prudentes, que entre el 50% y el 75% del total de fallecidos por covid desde principios del 2021 murió estando vacunado. 

Para más inri, estas personas murieron a pesar de que las variantes posteriores al año 2020 eran mucho más leves que las primeras y que había ya un porcentaje de la población inmunizada naturalmente.

En 2022 el 84% de los fallecidos por covid estaba vacunado

Otros datos oficiales abundan en las dudas sobre la eficacia vacunal. En efecto, el Ministerio de Sanidad publicó durante la pandemia actualizaciones epidemiológicas semanales en las que a partir del 2021 empezó a figurar el estado de vacunación. Quienes las seguíamos pudimos observar que la caza de brujas de los no vacunados no sólo era liberticida, sino acientífica.

Efectivamente, los medios hablaban de una «epidemia de no vacunados», pero los datos mostraban que la vacuna no protegía en absoluto contra el contagio ni detenía la transmisión[13], lo que no fue óbice para que el Tribunal Supremo avalara el infame pasaporte covid en una sentencia verdaderamente bochornosa[14]

Cuando ya fue imposible ocultar la evidencia ―a principios del 2022 cerca del 90% de los casos diagnosticados por covid eran personas vacunadas[15]―, los mismos medios pasaron a defender una nueva consigna: si bien los vacunados se contagiaban igual (o más) que los no vacunados, la inmensa mayoría de personas hospitalizadas, en la UCI o fallecidas pertenecía a la minoría no vacunada. También era mentira. 

Una vez más, los datos brutos del Ministerio de Sanidad de España y de otros países como Reino Unido[16] lo desmentían. Semana tras semana, el porcentaje de hospitalizados y fallecidos vacunados subía. Pronto superó el umbral del 50%, y luego del 60% y más tarde del 70%.

Finalmente, a finales de marzo de 2022, y a pesar de ofrecer tasas estimadas contradictorias, los datos del Ministerio de Sanidad mostraban que el 84% de los fallecidos por covid en los dos meses anteriores (sobre los que constaba información de vacunación) había muerto a pesar de estar vacunado con pauta completa[17]

Dado que el 85% de cobertura vacunal de la población diana no se alcanzaría hasta dos meses más tarde, el porcentaje de fallecidos vacunados durante el primer trimestre del 2022 era prácticamente idéntico al porcentaje de vacunados entre la población, lo que indicaría que la efectividad de las vacunas para evitar la muerte por covid era, en ese período, cercana a cero. Sanidad no volvió a desglosar el número de fallecidos por pauta de vacunación.

Vacunas ineficaces e innecesarias, pero muy lucrativas

Las vacunas no sólo resultaron ineficaces, sino que fueron innecesarias para la inmensa mayoría de la población para la que el covid fue siempre una enfermedad estadísticamente leve[18]: adultos sanos quizá hasta los 65 años, jóvenes, adolescentes y niños, para quienes era más leve que la gripe estacional[19]

 Particularmente inmoral fue la vacunación de estos últimos. Finalmente, las vacunas también eran superfluas para quienes habían pasado la enfermedad, pues contaban con la superior inmunización natural[20].

Sin embargo, el contubernio político-mediático-farmacéutico empujó a la vacunación indiscriminada con el absurdo argumento de que la vacuna sólo funcionaba si todos estaban vacunados. Un motivo de este engaño fue, desde luego, económico ―la maximización del lucro de las empresas farmacéuticas―. 

Así, Pfizer, BioNTech y Moderna habrían obtenido en dos años unos 75.000 millones de dólares de beneficios[21] por la venta de un medicamento que ha sido, de lejos, el más lucrativo de la historia. Pero hubo otros motivos.

En efecto, se quiso crear un precedente de vacunación universal, que la industria farmacéutica y la siniestra OMS desean hacer recurrente, pero, sobre todo, se quiso impedir la existencia de un grupo de control para que no pudiera medirse la eficacia de las vacunas, pues la eficacia de cualquier medicamento se mide comparando los resultados de quienes reciben el tratamiento con los de quienes no lo reciben (el «grupo de control»). 

Así, la causa del linchamiento sufrido por Suecia cuando decidió no confinar a su población ni obligar a portar las inútiles mascarillas fue otro intento de impedir un grupo de control sobre las absurdas «intervenciones no farmacéuticas», cuya inutilidad epidemiológica quedó demostrada en parte gracias al éxito sueco.

La mayoría de la población jamás debió ser expuesta a un medicamento experimental en la que el riesgo para la salud no compensaba el beneficio potencial, como cuantificó Peter Doshi en el British Medical Journal[22]. Conviene recordarlo para exigir responsabilidades y no permitir que se repita el engaño. Nunca más.

[1] Davos y la OMS: ¿una dictadura sanitaria global? (I) – Fernando del Pino Calvo-Sotelo (fpcs.es)
[2] Covid World Vaccination Tracker – The New York Times (nytimes.com)
[3] La ley del silencio (II) – Fernando del Pino Calvo-Sotelo (fpcs.es)
[4] The Vaccine Adverse Event Reporting System (VAERS) Request (cdc.gov)
[5] COVID-19 vaccines: key facts | European Medicines Agency (europa.eu)
[6] Randomised Clinical Trials of COVID-19 Vaccines: Do Adenovirus-Vector Vaccines Have Beneficial Non-Specific Effects? by Christine Stabell Benn, Frederik Schaltz-Buchholzer, Sebastian Nielsen, Mihai G. Netea, Peter Aaby :: SSRN
[7] Lancet Vaccine Study Author Says Her Data Show «Danger Signal» of Vaccine Heart Deaths – But the «Powers» Don’t Want to Know – The Daily Sceptic
[8] Global impact of the first year of COVID-19 vaccination: a mathematical modelling study – The Lancet Infectious Diseases
[9] Did Covid Vaccines Save Tens of Millions of Lives? ⋆ Brownstone Institute
[10] El Gobierno desvela que el 30% de los fallecidos por covid estaban vacunados (theobjective.com)
[11] Wayback Machine (archive.org)
[12] Actualizacion_282_COVID-19.pdf (sanidad.gob.es)
[13] Todos vacunados y todos contagiados – Fernando del Pino Calvo-Sotelo (fpcs.es)
[14] Tribunal Supremo y pasaporte covid – Fernando del Pino Calvo-Sotelo (fpcs.es)
[15] Actualizacion_585_COVID-19.pdf (sanidad.gob.es)
[16] Covid Vaccines Give Zero Protection Against Death, ONS Data Suggest – The Daily Sceptic
[17] Actualizacion_585_COVID-19.pdf (sanidad.gob.es)
[18] ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7947934/pdf/BLT.20.265892.pdf/
[19] Great Barrington Declaration (gbdeclaration.org)
[20] Past SARS-CoV-2 infection protection against re-infection: a systematic review and meta-analysis – The Lancet
[21] SOMO-Pharmas-Pandemic-Profits.pdf
[22] Serious Adverse Events of Special Interest Following mRNA Vaccination in Randomized Trials by Joseph Fraiman, Juan Erviti, Mark Jones, Sander Greenland, Patrick Whelan, Robert M. Kaplan, Peter Doshi :: SSRN

 

(*) Economista

 

https://www.fpcs.es/salvaron-vidas-las-vacunas-covid/